Publicado por Elias Dummer on 5 October 2018

Sí, es un anuncio, pero nos recuerda esta verdad eterna; nuestras palabras importan. Solo un pequeño cambio en la redacción puede alterar radicalmente el atractivo y la percepción de casi cualquier cosa, lo sé por mi tiempo como gerente de una pequeña empresa de marketing. Lo que decimos cambia nuestra forma de pensar.

Y de todas las palabras que estamos usando, esta es la que me han estado causando algunos problemas últimamente; “líder de adoración”.Crep que simplemente no los estamos usando correctamente.

Ahora, estoy muy agradecido por los muchos recursos (libros, revistas y sitios web) que han surgido en los últimos veinte o treinta años, todos ellos destinados a equipar a las iglesias en lo que comúnmente se denomina movimiento de "renovación de la adoración". Pero con el tiempo también hemos visto un estrechamiento gradual de la definición de esa palabra "adoración". En estos días apunta no solo a la música en general, sino a un estilo particular de música.

Y debido a que la música es inherentemente emocional, nuestra comprensión de la "adoración" se ha vinculado intrínsecamente al encuentro personal con una experiencia emocional centrada en Dios. Cuando hablamos de adoración, a menudo hablamos de cómo nos sentimos cuando cantamos.

Llegamos a la iglesia listos para encontrarnos con Dios, listos para cerrar los ojos y pararnos como un grupo de islas en un mar oscuro, buscando estas experiencias emocionales individuales y trascendentes.

Quizás esto sirva para explicar por qué algunas personas sienten que no necesitan la expresión corporativa de la iglesia para adorar a Dios en absoluto. Pueden tener una experiencia emocional mejor, más intensa con sus audífonos puestos que la que tienen en la iglesia con sus distracciones e imperfecciones.

El único problema es que es como ver un DVD de ejercicios desde el sofá y pensar que es tan bueno como ir al gimnasio.

Cuando reducimos la definición de adoración a la música, corremos el riesgo de perder muchos de los otros elementos importantes de los servicios de adoración; leer la palabra en voz alta, participar en la enseñanza dentro de la comunidad, la oración corporativa, servir, compartir la eucaristía, tener comunión. Es fácil pensar que esto no forma parte de nuestra adoración, que son espectáculos paralelos o de calentamiento del principal evento musical.

Y cuando pensamos así, estamos en problemas.

A veces es bueno recordarnos de qué se trata la adoración. No es solo para que podamos tener una experiencia, en realidad adoramos para que Dios sea glorificado.

¿Pero cómo? Es acaso ¿Solo por lo que cantamos, o decimos?

(Continuara)

 

Más como esto

¿Que Tan Antiguos Te Gustan Tus Himnos? (Entendiendo La Adoracion En El Nuevo Testamento Parte 3)

Hay mucho que no sabemos sobre como los primeros Cristianos dirigían sus reuniones de adoración. Aun así, hay algunas pistas fascinantes distribuidas a lo largo del Nuevo Testamento. En particular, hay trazos y fragmentos de material litúrgico (adoración). Aun eso...

La Consecuencia De No Ir A La Guerra

Al leer la Biblia, no toma mucho tiempo ver que Dios usa personas imperfectas. Uno de mis personajes favoritos en la Biblia es el Rey David, y demostró estar lejos de ser perfecto. Si conoces alguna historia sobre este gran...

Si Nunca Te Has Preguntado Porque Cantamos, ¿Ya No Es Tiempo Que Lo Hagas?

La Cuaresma nos recuerda las cosas buenas que tenemos aquí en la tierra, pero ¿con qué frecuencia te preguntas por qué estamos aquí en primer lugar?  El Salmo 104: 31-35 da algunas respuestas ...

 Que la gloria del Señor perdure eternamente; que el...

Canciones gratis

con acordes, letras y MP3