Publicado por Glenn Packiam on 6 August 2018

¿Qué te mantiene avanzando cada semana?


Los domingos, como le gusta repetir a mi pastor, vienen unos tras otros con alarmante regularidad. Los predicadores y los líderes de adoración por igual pueden encontrar el ritmo monótono. La tentación es "simplemente avanzar" y liderar, o buscar nuevas canciones, mejores ilustraciones de sermones o elementos creativos para mantener las cosas interesantes. No hay problema, por supuesto, con la utilización de creatividad en nuestros servicios, pero la creatividad no es un salvavidas para al aburrimiento. Y el aburrimiento puede ser el comienzo del agotamiento. Por eso, la otra opción - simplemente seguir adelante - tampoco es saludable.


Tenemos que tomar descansos del liderazgo para recordar por qué empezamos a liderar en primer lugar. Pero un descanso en sí mismo no es suficiente. El descanso no es lo mismo que la reflexión. Tenemos que saber a dónde ir, en qué reflexionar para encontrar la fuerza para seguir.


¿En que reflexionamos para encontrar la fortaleza para liderar? ¿Cual es el poso del cual podemos seguir extrayendo?

Al parecer, Pedro se había dado por vencido en el liderazgo. Después de la muerte de Jesús, Pedro había vuelto a la pesca. Pero el Cristo resucitado vino tras él, asegurándose de manera especifica que los discípulos, incluido Pedro, escucharan las noticias. En la famosa conversación en la playa, Jesús restaura a Pedro dándole la oportunidad de afirmar su amor por Jesús tres veces, como para expiar su negación de Jesús repetida tres veces antes de la crucifixión.


Pero hay algo significativo en este encuentro que a menudo se pasa por alto. Por un lado, Jesús se dirigió a Pedro con el nombre que el había usado cuando llamó por primera vez a Pedro. Esto no fue simplemente una inversión de la negación de Pedro; esto fue una renovación del llamado de Pedro. Cuando Jesús llamó por primera vez a Pedro, lo llamó para que lo siguiera y le prometió convertirlo en un "pescador de hombres". Sígueme, Jesús estaba diciendo, y descubrirás tu propósito. Y entonces Pedro lo hizo. Esta vez, sin embargo, el llamado no se trataría de un propósito, sino de una persona. El llamado a seguir a Jesús no fue para descubrir un propósito; lo siguiente fue un desbordamiento de amor.

Como pastor, cuando reflexiono sobre esta historia encuentro significativo que Jesús no dijera: "¿Amas el ministerio?". O, "¿Amas a mi iglesia?" O incluso, "¿Amas mi palabra?" Nop. Es más personal que eso.


Y así es para nosotros. La única fuente que brota de nuevo es la fuente de amor para Jesús. Nuestro amor por la iglesia, por el ministerio, por la música, por nuestro equipo, por nuestra congregación e incluso por nuestro llamado no es suficiente para mantenernos en marcha. Seguimos a Jesús y llevamos a cabo nuestro llamado no por el llamado, sino por el amor de Aquel que nos llama.

¿Cómo mantenemos vivo el amor por Jesús? Al tomarse el tiempo para contemplarlo, para ver de nuevo su amor por nosotros. El amor por Jesús no es algo que nosotros energizamos o construimos. Es lo que surge en nosotros cuando se nos concede la gracia de ver nuevamente cuánto El nos ama.

Por lo tanto, tómate un tiempo antes de volver a liderar para estar en quietud, para silenciar el ruido de las demandas a tu alrededor, para postergar los correos electrónicos urgentes, las preguntas y las tareas. Estad quietos ante el Señor y pedid al Espíritu que su gracia vuelva a abundar en ti nuevamente, abriendo tus ojos para contemplar al Cristo resucitado y conocer Su amor por ti.

Preguntas:

1. ¿Cómo puedes construir en momentos de quietud para descansar y reflexionar en tu semana?


2. ¿Qué te ayuda a contemplar el amor de Cristo por ti?


3. ¿Con qué frecuencia lideras en un mes? ¿Cómo puedes crear más descansos?

Más como esto

Se Oye Un Son En Alta Esfera

Ángeles en el cielo. El nacimiento de un nuevo rey. Regalos y gloria y la promesa de una nueva esperanza para la humanidad. El nacimiento de Jesús lo tuvo todo. Incluyendo el hecho perturbador de que Jesús nació en la...

La Calidad Irreplazable De La Humildad

Uno de los antiguos Padres una vez notó que "los humanos necesitan humildad y el temor de Dios, como el aliento que emana de sus fosas nasales". Y cuando se trata de ser un adorador líder, el estándar del corazón...

Ya Hay Pescado En El Fuego

Leer sobre las interacciones entre Jesús y los discípulos es siempre fascinante para mí. Estos son sus mejores amigos que vieron a Jesús realizar milagros increíbles frente a sus ojos. Más que nadie, tenían un asiento literal de primera fila...

Canciones gratis

con acordes, letras y MP3