Publicado por Glenn Packiam on 24 August 2018

¿Realmente necesitamos más blogs sarcásticos sobre máquinas de humo y jeans ajustados, o comentarios sobre "religión muerta" y "rituales vacíos"? ¿Estás un poco cansado de las llamadas "guerras de adoración"?

Yo si.

Todos podemos obsesionarnos un poco con el estilo de adoración. Pero sí creo que es importante que reflexionemos sobre la forma en que adoramos. No podemos simplemente bajar nuestras cabezas y continuar, cerrando cualquier voz de crítica o cualquier llamada a la reflexión.

Entonces, en lugar del estilo, quiero hablar sobre la forma de nuestra adoración.

Piensa todo lo que sucede en tu iglesia ¿El culto es una serie de segmentos encadenados, o hay una narrativa para el servicio? ¿Tiene piezas individuales, como la adoración, seguido de una ofrenda y un sermón, o hay una lógica interna, una "estructura invisible" (para tomar prestada una frase de Eugene Peterson) que da forma a los elementos?

Las primeras comunidades cristianas moldearon su adoración en torno a la vida de Cristo. De hecho, muchos eruditos litúrgicos creen que los Evangelios sinópticos (Mateo, Marcos y Lucas) narran la historia de Jesús de una manera que refleja la forma de los primeros servicios de adoración cristiana. La historia de Jesús pasa bruscamente del bautismo a la enseñanza, a la oración a la Pascua (que, por supuesto, incluye la muerte y la resurrección). Una mirada rápida a los servicios litúrgicos tradicionales -que han conservado la forma de adoración en las primeras comunidades cristianas- colocan los bautismos al principio, luego pasan a la lectura (y enseñanza) de la Palabra, seguidas por la oración y luego por la Eucaristía.

Muchos de nuestros servicios tienen forma, ya sea que nos demos cuenta o no, de las antiguas  cruzadas. Su patrón era; música de calentamiento, predicación apasionada, llamado a la conversión. La mayoría de nuestras iglesias esto es familiar; primero la adoración, luego la predicación y terminamos con un llamado al altar.

Creo que podemos aprender de la práctica de las comunidades cristianas primitivas al preguntar por qué modelaron la adoración de la manera en que lo hicieron.

A riesgo de ponerle un punto demasiado fino, podríamos decir que hicieron esto para hacer de Jesús el centro y el Evangelio la historia.

La adoración cristiana no es una cadena de elementos independientes. Es una historia, una historia que se centra en Jesús, que nos recuerda nuestra necesidad de él. Nos reúne, nos proclama la Palabra, nos llama a la mesa de Jesús donde abunda su gracia para nosotros, y luego nos envía de regreso al mundo para dar testimonio de Cristo resucitado. La reunión. La palabra. La mesa. Y el envío. Esta es la forma más antigua de adoración cristiana.

Y podemos beneficiarnos reflejándolo en nuestros servicios de hoy.

Cada vez que nos reunimos, tenemos el mandato de continuar con la misión, de continuar la historia. Cada domingo, tomamos nuestro lugar en el drama de la redención y lo representamos de nuevo en nuestro contexto. Las canciones serán diferentes, al igual que los estilos musicales. En un lugar, las oraciones pueden leerse reverentemente, mientras que en otros lugares las oraciones fluirán fervientemente de los labios de los cristianos. Algunos pueden cantar tres canciones, otros prefieren cantar antes y después de el servicio. Algunos pueden predicar durante media hora, otros ofrecen una breve reflexión después de la lectura pública de la Palabra. Pero en todos los lugares, la adoración cristiana debe ser modelada por Cristo en el centro y el Evangelio como la historia.

Preguntas de discusión:

 1. ¿Hay una forma, una lógica interna, para el orden del servicio en su iglesia?

 2. ¿Cómo podrían organizarse los elementos del servicio para volver a representar el Evangelio?

 3. ¿Cómo pueden todos los elementos del servicio -lo verbal y lo visual, el diseño de la habitación y el orden del servicio- hacer de Jesús el centro y el Evangelio la historia?

 

 

Más como esto

¿Acaso Le Gustaba Cantar A Jesus? (Entendiendo La Adoración En El Nuevo Testamento Parte 1)

Al estudiar las prácticas y principios de la adoración Cristiana en el Nuevo Testamento, el punto de partida es de seguro la vida y enseñanzas de Jesús. La primera cosa significativa que podemos notar es que Jesús mismo era un...

Si Lideras Una Iglesia, Entonces Lideras La Adoración

El rol de un líder de adoración, como la mayoría de nosotros lo entiende - una persona con un instrumento que nos está “liderando"- es un rol bastante moderno en la adoración cristiana. Donde antes solo estaban los sacerdotes que dirigirían...

Bailando En La Lluvia

"La vida no se trata de esperar a que pase la tormenta, se trata de aprender a bailar bajo la lluvia". (Vivian Greene) ¡Me encanta eso! Todos enfrentamos tormentas en la vida. Es mucho más fácil pedirle a Dios que se lleve...

Canciones gratis

con acordes, letras y MP3