Publicado por Brenton Brown on 5 November 2018

Gálatas 6:4-5, Filipenses 2:1-4, Proverbios 22:4, Romanos 12

Sé que solo parece una larga lista de versículos para hacer clic, pero cuando los hallas leído, lo que sigue tendrá sentido para ti.

La ventaja de la revolución de los medios sociales, es la accesibilidad que tenemos a lo que está sucediendo en todo el mundo. Con solo hacer clic en un botón podemos escuchar a Louie Giglio predicando en Atlanta, ver a Joel Houston y United tocar en Sydney y escuchar a Matt Redman en Inglaterra. Por primera vez en la historia podemos acceder y ver los diferentes tipos de ministerio con los que Dios está dirigiendo a Su iglesia en todo el mundo. Tenemos acceso prácticamente ilimitado a las diferentes corrientes y sabores del ministerio. No hay casi ninguna iglesia occidental a la que no podamos acceder ni de la que no podamos aprender.

Pero hay un inconveniente. Aunque a veces puede ser extremadamente inspirador y educativo ver el trabajo que Dios está haciendo a través de Su iglesia en todo el mundo, también podemos caer en la trampa de pensar que toda la acción, la acción real, está sucediendo en otra ciudad, otro país, otro continente. Podemos ver nuestras propias iglesias con todos los desafíos que son tan obvios para nosotros, y asumir que nosotros y nuestras comunidades somos de alguna manera menos de lo que vemos en youtube y los DVD de adoración disponibles para nosotros. Quizás nos preguntemos que si solo tuviéramos mejor iluminación, o un equipo de video y edición, o Brooke Fraser, o Louie Giglio, tal vez veríamos algunos resultados reales, resultados dignos de ser documentados y transmitidos al resto de La iglesia y el mundo.

Pero luego leemos estas palabras de nuestro Dios, palabras que levantan la carga de la competencia y el pesado yugo de la comparación, y colocan sobre nosotros la carga mucho más ligera del llamado de Jesús en cada una de nuestras vidas:

Sigamos adelante y seamos lo que fuimos creados para ser, sin compararnos con envidia o orgullo, o tratar de ser algo que no somos”(Romanos 12 – Biblia Parafraseada).

Lo que Jesús está haciendo en ti y a través de tu iglesia no es exactamente lo mismo que lo que está haciendo en otras iglesias. Hay una singularidad y variedad en los métodos de Dios que desafían nuestro deseo de ser como todos los demás. Los dones y bendiciones de Dios para ti y tu iglesia se dan teniendo en cuenta a tu comunidad en particular. Y no deberían verse exactamente como otras comunidades. Dios, el Dios que ve y diseña cada matiz de nuestras vidas, está trabajando contigo y en tu iglesia de manera que tenga en cuenta las variaciones obvias y sutiles de tu vecindario. ¡Y la versión más auténtica de la iglesia podemos reconocerlo completamente!

Entonces, mientras podemos obtener aliento y fortaleza de las cosas maravillosas que Dios está haciendo en todo el mundo, no necesitamos compararnos con envidia. Podemos regocijarnos por lo que Dios está haciendo en otra parte, reconociendo lo bien que otras iglesias y santos están sirviendo al Señor, así como regocijarnos por lo que Dios está haciendo en nuestros propios pueblos. Podemos estar tranquilos y confiados en el hecho de que la transmisión que realmente importa no es la que otras iglesias pueden ver, sino la que nuestro Señor y Su nube de testigos ven cada vez que nos reunimos. Él nos está prestando atención, equipándonos y trabajando en nosotros para Sus propósitos específicos.

Más como esto

¿A Quién Estas Llamando Un Líder De La Adoración? (Parte 1)

Sí, es un anuncio, pero nos recuerda esta verdad eterna; nuestras palabras importan. Solo un pequeño cambio en la redacción puede alterar radicalmente el atractivo y la percepción de casi cualquier cosa, lo sé por mi tiempo como gerente de...

Adoración En Tiempos De Dolor

Algunos de los momentos de adoración más difíciles pero más inspiradores ocurren durante los funerales. Las emociones de tristeza y la pérdida se mezclan con un sentido de esperanza y perspectiva eterna. El libro de Eclesiastés dice: “Vale más ir a...

Cinco Cosas que CS Lewis Puede Enseñar a los Compositores de Canciones

Han pasado 50 años de su muerte, la Iglesia – y el mundo mas allá de sus paredes – aun atesora el trabajo de CS Lewis. Con muy buenas razones, además. Aquí tenemos cinco grandes claves para compositores de canciones...

Canciones gratis

con acordes, letras y MP3