Publicado por Aaron Chipp on 28 November 2018

Tengo 32 años. Todavía puedo recitar textualmente el tema musical del comercial de COCO Wheats (Es un cereal que comía cuando era niño). Cada que tenia notas buenas en la primaria mi mamá lo preparaba para mi. No he comido ese cereal en décadas, pero estoy cantando el tema del comercial ahora mientras escribo. ¿Cómo? Porque la música es poderosa. La música es espiritual. Tiene el poder de ayudarnos a recordar, influir en las atmósferas, alterar el comportamiento y abrir nuestros espíritus a un reino más allá de lo que podemos ver. En su mejor momento, la música es un vehículo que nos lleva a los pies de Jesús. En el peor de los casos, nos lleva a un lugar que Lucifer conocía demasiado bien; El orgullo, la idolatría y la rebelión. Como cristianos, es importante recordar el poder de la música. Espero que los siguientes ejemplos bíblicos le recuerden la importancia de la música, cómo afecta nuestros estados de ánimo y cómo libera milagros.

MÚSICA

Dios ama la música, ¡El la creó! La música se originó en el cielo y su intención original fue glorificar a Dios. Desde que Satanás fue expulsado del trono, él ha intentado pervertir la música para traer honor a sí mismo.

Daniel 3:1-7

El rey Nabucodonosor decreto que Babilonia se postre para adorar una imagen dorada, la música se usó como una herramienta para designar un tiempo de adoración a la imagen. Las personas de todas las naciones y lenguas sabían que era hora de inclinarse y adorar cuando sonaban ciertos instrumentos.

Apocalipsis 7:9-10

Al final, la verdadera adoración será restaurada. Todas las naciones, tribus, personas y lenguas cantarán en unidad por toda la eternidad. Adoraremos ante el verdadero y vivo Dios. Con voz alta gritaremos: "¡La salvación pertenece a nuestro Dios que se sienta en el trono y al Cordero!"

ESTADOS DE ÁNIMO

1 Samuel 16:14-23

David tocó el arpa y el espíritu que atormentaba al rey Saúl se fue. Incluso los espíritus de opresión y depresión se rinden a la presencia de Dios a través de la música. Cuando nos sentimos abrumados, es tentador escuchar música que se identifica con nuestro dolor o condición.

Sin embargo, se produce un gran avance cuando llenamos nuestro espíritu con música ungida que declara quién es Dios y qué dice sobre nosotros y nuestra situación.

2 Reyes 3:15

En una atmósfera de pánico, confusión y molestia, el profeta Eliseo dijo: “Tráeme un músico”. El músico tocó y la mano del Señor vino sobre Eliseo, dándole la capacidad de darle a la gente una palabra de Dios. La adoración nos ayuda a escuchar a Dios cuando estamos rodeados de caos, miedo e incertidumbre.

Mateo 26:30, Marcos 14:26

Incluso Jesús cantó. En los Evangelios, vemos que Jesús dirigió a sus discípulos en un himno (la mayoría de los historiadores y eruditos creen que fue una parte de Sal 114-118) después de la última cena. La transición entre la comunión y la traición fue la adoración. La adoración nos ayuda a seguir la voluntad de Dios incluso en los lugares difíciles.

MILAGROS

2 Crónicas 20:1-30

El rey Josafat y Judá enviaron al equipo de adoración a la batalla ante el ejército porque creían en la palabra profética de que Dios pelearía por ellos. Mientras cantaban, el Señor puso emboscadas contra el enemigo. Si creemos que tenemos victoria en las batallas que enfrentamos, adoraremos antes de ver la bandera blanca de nuestro enemigo. Mientras adoramos, Dios nos está preparando activamente y estratégicamente para la victoria. Nuestra adoración es un arma.

Hechos 16:16-34

Pablo y Silas fueron golpeados y encarcelados por predicar el evangelio y expulsar demonios. En lugar de quejarse y volverse unos contra otros, oraron y cantaron alabanzas a Dios. Sus pies estaban encadenados, pero sus corazones no. Mientras cantaban, el poder de Dios apareció, sacudió la prisión y soltó sus ataduras. Pudieron compartir el evangelio con el carcelero de la prisión y toda su familia se salvó. Hay momentos en que nos sentimos atrapados. Nuestras circunstancias pueden tenernos encadenados, pero nuestras voces no tienen por qué serlo. Cuando alabamos a Dios en medio de la dificultad, Dios se presenta de maneras sobrenaturales y nos da la oportunidad de ser testigos fieles para guiar a otros hacia él.

Estos son solo algunos ejemplos de las Escrituras, que espero que nos alienten y nos recuerden que la música es espiritual. Cuando adoramos y lo combinamos con la palabra de Dios, es una fuerza que todo el infierno no puede soportar.

Más como esto

Discipulado: Es Peor de lo que Pense

La última vez convoqué a líderes de adoración a hacer discípulos de líderes de adoración jóvenes. Desde entonces me he encontrado con varios lideres de adoración de alrededor del mundo que comparten una pasión en común por pasar de manera...

3 Formas De Ayudar A Que Tu Congregación Cante

Una de las grandes alegrías y responsabilidades que tenemos como líderes de adoración es ayudar a equipar a nuestras congregaciones para que puedan cantar su adoración a Dios. Y, sin embargo, en los últimos años ha habido una cantidad increíble de...

Cinco Claves para Guiar la Adoración Cuando la Tragedia Golpea

En estos días pareciera que dejando una semana hay una nueva crisis que nos envía imágenes chocantes a las primeras planas, el temor se esparce como un virus y nos lleva a todos a una pausa para pensar. Entonces, ¿que...

Canciones gratis

con acordes, letras y MP3