Publicado por Chris Jack on 18 June 2018

Al enseñar sobre adoración, Suelo armar grupos para que imaginen que son parte de una de las reuniones mas antiguas de los cristianos y sugieran como se vería su adoración. Es un ejercicio iluminador.

Usualmente se proponen un amplio rango de ingredientes. Algunas de estas ideas pueden ser explícitamente sostenidas en el Nuevo Testamento. Otras solo pueden ser inferidas, con variados grados de probabilidad. Otras mas bien son un reflejo de las practicas propias de las personas o de aquellos que están establecidos dentro de la tradición cristiana. La verdad es que el Nuevo Testamento tiene relativamente poco que decir es esta área. Aun así, contiene dirección en cuanto a como deberíamos adorar. Pero esta guía tiene mucho mas que ver con el corazón de la adoración que con formas especificas que debería tomar.

De manera significativa, no tenemos ni una sola descripción de un servicio de adoración en todo el Nuevo Testamento! Por supuesto, hay algunos pasajes que discuten aspectos de dichos servicios (ver 1 Cor. 11, 14), pero en ningún lugar encontramos un orden del servicio o una descripción completa del servicio.

Entonces, que forma tomaba su adoración? ¿Cuál era su estructura? O, en todo caso, había una? ¿Estaban incluidos los anuncios: al inicio, en el medio, o al final? O sacaban fotocopias de ellos y no los incluían para nada? Mi ejemplo es ligero, pero el punto es serio. La cuestión fundamental es que no tenemos suficientes datos que nos permitan reconstruir un servicio de los tiempo del Nuevo Testamento. Mas aun, cualquier información que tenemos nos señala a una gran cantidad de practicas diversas dentro de la Iglesia Primitiva, y no hacia una uniformidad rígida. En otras palabras, no hay un patrón fijo.

¿Porque es esto, podríamos inquirir, que Dios no haya hecho las cosas mas claras para nosotros? ¿No hubiera sido mejor que nos de un patrón fijo para que todos lo siguiéramos? ¿No habría eliminado eso mucho de las no santas disputas y peleas internas que a menudo ocurren en las Iglesias sobre como debemos adorar? ¿Por qué no nos dio Dios patrones fijos? Podría sugerir en primer lugar que es porque El nos ha dado algo muy superior – Su Espíritu! De tal manera que Jesús dijo que debíamos adorar a Dios en espíritu y en verdad (ver Juan 4:24; ver también las enseñanzas de Pablo en relación al rol del Espíritu Santo en la Adoración en 1 Cor. 12-14).

Segundo, los cambios de los tiempo y las circunstancias nos llaman a cambiar aspectos prácticos. Encontramos evidencias de esto dentro del mismo Nuevo Testamento. En el libro de Hechos, la iglesia en Jerusalén decidió juntar sus recursos materiales y vivir como una forma de familia extendida (ver Hechos 4-5). Sin embargo, no hay mención de ninguna otra Iglesia haciendo esto, no en los Hechos o en ningún otro lugar del Nuevo Testamento.

Al mismo tiempo, la adoración no es libre-en-todo. Aunque no tengamos patrones precisos o un orden fijo de servicio, el Nuevo Testamento si contiene numerosos pasajes que marcan, sea implícita o explícitamente, varios ingredientes de la adoración corporativa de los primeros Cristianos.

  • Oración (ver Hechos 2:42; 1 Tim. 2:1; 1 Cor. 11:4s.; 14:16; 1 Tes. 5:17; 1 Tim. 2:1-3)
  • Lectura de la Escritura (ver 1 Tim. 4:13; 1 Tes. 5:27; 2 Tes. 3:14; Col. 4:15-16; 2 Ped. 3:15-16)
  • Predicación (ver Hechos 2:42; 6:2; Efes. 2:20; 1 Cor. 15:1-8; 2 Tim. 1:13s.)
  • Compañerismo en las mesas (ver Hechos 2:42; 20:7, cf. vv. 20, 25, 28)
  • Cantar (ver Efes. 5:19; Col. 3:15s; 1 Cor. 14:15, 26; cf. 1 Tim. 3:16; Apoc. 5:9-13; 11:17s.; 15:3-4)
  • Dar al pobre (ver 2 Cor. 9:11-15; Fil. 4:16-18; Heb. 13:16)
  • Levantar colectas/ofrendas (ver 1 Cor. 16:2)
  • Confesiones publicas de fe (ver 1 Tim. 6:12; 1 Ped. 3:21; Heb. 13:15; cf. 1 Cor. 15:1-3)
  • Recibir la bendición de Dios (ver 2 Cor. 13:14; Lucas 24:50)
  • El beso santo de saludo (ver Rom. 16:16; 1 Cor. 16:20; 2 Cor. 13:12; 1 Tes. 5:26; 1 Ped. 5:14)
  • Responder con “Amen” (1 Cor. 14:16; Apoc. 5:14; cf. Rom. 1:25; 9:5; Efes. 3:21, etc.)
  • La Mesa del Señor/Comunión/Eucaristía (ver Hechos 2:42; 20:7, 11; 1 Cor. 11:2-26)
  • Confesión (ver 1 Ped. 3:21)
  • Dar gracias (ver 1 Cor. 11:24; Col. 3:17)
  • Uso de dones espirituales (ver 1 Cor. 14)

Muchas preguntas quedan sin contestar en cuanto a como estos elementos funcionaban dentro de la adoración en términos de frecuencia, orden o tiempo. Como lo explica Arthur Patzia:

 “El reto de escribir sobre la adoración en la Iglesia primitiva no es muy diferente al trabajo de un detective reuniendo las piezas de evidencia para resolver un crimen o una persona tratando de armar un complicado rompecabezas”


Imagina como seria si tuviéramos un orden de servicio en el Nuevo Testamento. No habría lugar para la flexibilidad, creatividad o espontaneidad. Podría decir reverentemente que estoy bastante seguro que Dios sabia lo que hacia cuando ordeno que no tuviéramos ese registro. No era un error!


Tomado de "Inside Out Worship" (“Adoración desde adentro”)

Más como esto

¿Cómo Alientas La Unidad Cuando Hay Tanta Diversidad?

Crear y mantener un espíritu de unidad entre personas de un amplio rango de trasfondos es un desafío común al que se enfrentarán hoy en día la mayoría de los líderes de adoración. Y aunque podrías pasar un mes completo...

Reclutando Nuevos Músicos – Parte 1


Reclutando nuevos músicos Una de las principales responsabilidades que tiene un pastor de adoración es reclutar nuevos músicos en el equipo de adoración. Para algunos esto puede parecer una tarea sencilla: si pueden tocar música, ¡ya están dentro! Sin embargo, ser...

La Joya Perdida: El Movimiento De Adoracion Que Impactó A Las Naciones

En 1961, AW Tozer dijo que "La adoración es la joya perdida en la Iglesia Evangélica". En ese momento los servicios de la iglesia eran muy formales. Gran Bretaña tenía una rica herencia de himnos, pero a menudo se pensaba...

Canciones gratis

con acordes, letras y MP3